La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

8 mar. 2012

Ventana sobre la palabra

Rind (1955)de M.C. Escher


   «Magda recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajas. En cajas rojas las palabras furiosas. En caja verde, las palabras amantes. En caja azul, las neutrales. En caja amarilla, las tristes. Y en caja transparente guarda las palabras que tienen magia.
   A veces, ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieran. Entonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá».


(GALEANO, Eduardo.  Mujeres. Madrid: Alianza Editorial, 1995, p. 5.)

2 comentarios:

  1. Anónimo8/3/12 23:47

    Gracias al autor o la autora de este blog que es una delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector o Estimada lectora,

      Muchas gracias. Los retazos literarios, poemas y demás enseres documentales que aquí estoy depositando forman parte de mi biblioteca personal.

      Como este universo inabarcable que es internet sobrepasa cualquier frontera humana establecida y las posibilidades de acceso a la información son infinitas, quisiera preguntarte: Y tú ¿desde qué lugar escribes?

      Saludos cordiales,

      El autor de La Cosecha del Viento

      Eliminar