La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

14 mar. 2012

Praga: "vlast" de su exilio


In memoriam

   «Durante diez años trabajé en las emisiones en lengua castellana de la radiodifusión checoslovaca. Difundíamos para el mundo de habla hispana noticias, conciertos comentados y reportajes sobre la Checoslovaquia socialista. La mayor parte de los dos programas diarios de media hora cada uno era grabada con antelación. Sólo los boletines informativos traducidos de los teletipos de la agencia ČTK eran leídos en directo por españoles exiliados políticos entre los que me encontraba yo desde el año 1948.
Panorámica del Vltava con sus puentes, 
tomada desde Letenské sady.
   La emisión se iniciaba así: “Aquí Radio Praga, Checoslovaquia, transmitiendo para España por ondas cortas de...”, los kilociclos variaban según los ajustes adecuados a los cambios de estaciones o a las exigencias del reparto internacional del éter. Mi voz se alejaba suavemente para dar paso a la sintonía identificadora de la emisora, una música que sigue emocionándome como el primer día, fragmento del poema sinfónico de  Bedřich Smetana titulado Má vlast, que significa Mi patria. El poema se inspira en cinco paisajes y episodios de Bohemia. Para la sintonía se utilizaba “El Vltava”, nombre del río que fluye sosegado o turbulento bajo los doce puentes de Praga (...).
   Mientras yo esperaba que la melodía se desvaneciera para dar lectura al sumario del programa, mi padre sexagenario volvía de su trabajo en los jardines de Vyšehrad, lugar histórico de Praga incluido en el poema sinfónico de Smetana».


(PÀMIES, Teresa. Praga. Barcelona: Destino, 1987, p. 11-12.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario