La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

10 nov. 2011

Yo también he vivido en Arcadia

   «Los años llegan y pasan, las personas vienen y se van, el tiempo y las gentes me son propicios, y yo tengo mi lugar bajo el sol.
   Ahora, desde hace días, en momentos en los que no tengo tiempo para prestarle atención, llega hasta mí el son de una flauta, una melodía que el viento trae en retazos, una llamada amortiguada por la distancia, y me parece que viene de las colinas otoñales que lindan con el azul de un límpido cielo matinal. ¿O es el repicar de los pequeños cencerros que tropiezan en las matas cuando los corderos blancos bajan al valle? ¿O la vibración de los rayos plateados de los raíles que van a las barracas del río y, desde allí, desembocan en línea recta en la esfera del sol poniente que, como una gran estación, acoge a todos los trenes en el cielo?».


(BACHMANN, Ingeborg. Ansia y otros cuentos. Madrid: Siruela, 2005, p. 42.)


   De las trece historias que el libro Ansia y otros cuentos recoge, tres son fragmentos de otros relatos y dos quedaron sin terminar debido a la prematura muerte de la autora austríaca.

   Josip Poje el balsero, la pintora Anna Maria, Andreas Reiter, soldador de obras públicas, el Sr. y la Sra Malina, Bertold Rapatz, su hija Sibilla, Elizabeth... son algunos de los protagonistas de sus narraciones, hombres y mujeres que desde su aparente insulsa cotidianidad se sumergen en una encrucijada de la existencia, enfrentados a vivencias trascendentales sobre el amor, la locura, el infortunio de la vida y la casualidad de la muerte.

   La agudeza de la mirada, la vehemencia del sentimiento y el ímpetu del lenguaje son cualidades de la prosa de esta también prestigiosa poetisa. La obra literaria de Bachmann es testigo imprescindible de la literatura contemporánea en general y de la germana en particular. Hoy goza de lo que se le negó en vida: justo reconocimiento y profundo respeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario