La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

7 sept. 2011

¿Quién fue Gayo Asinio Polión?

Una posición ventajosa (1895), de Lawrence Alma-Tadema
   «El primero que introdujo en Roma gran cantidad de libros fue Emilio Paulo, después de la derrota de Perseo, rey de los Macedonios; después de él, Lúculo, como parte del botín del Ponto. Más tarde César confió a Marco Varrón el encargo de organizar una gran biblioteca. Sin embargo, Polión fue el primero que abrió en Roma una biblioteca pública, integrada por obras tanto griegas como latinas; las imágenes de muchos escritores aparecían expuestas en su atrio, que había adornado con la mayor magnificencia con obras procedentes de compras de botines».


(Isidoro de Sevilla, Etimologías, VI, 5.)


  Gayo Asinio Polión (75 a.C.– 4 d.C.) fue político, orador, poeta, dramaturgo, crítico literario e historiador de la época del nacimiento del Imperio Romano. Se le considera el fundador de la primera biblioteca pública de Roma en el Atrium Libertatis, también construido por él, que adornó con estatuas de héroes como Alejandro Magno o Escipión el Africano.

   No obstante, la idea de biblioteca pública en Roma es de Julio César. Su muerte, asesinado en el 44 a.C., aplaza el proyecto, que arraiga en sus sucesores y se materializa con Polión ya en el 39 a.C. 

   Tras su exitosa carrera tanto política como militar, Polión se retiró de la vida pública y se dedicó a ser patrón de escritores, entre ellos Virgilio. La biblioteca por él erigida, contenía obras maestras de la literatura griega y latina, de poesía e historia, tratados militares y científicos. En su retiro, Polión organizaba sesiones de lectura en las que los autores leían sus propias obras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario