La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

3 sept. 2015

Tipos de ciudades



Puente de Carlos, en Praga – Karlův most, v Praze

            «Hay ciudades que subsisten con la materia de los sueños. Apenas asibles, basta cerrar los ojos para que desaparezcan: son ciudades de aire, fantasías del pensamiento, pero necesarias para marcar los distintos ritmos del corazón. Otras, sin embargo, son ciudades que señalan con el dedo de la historia. Ciudades modelo, ciudades muralla donde ni un ápice permite a la memoria desvincularse de los hechos; son esos lugares que pueden desasosegar porque exigen la responsabilidad de hacernos artífices de la distribución de las calles, de los rincones, de los niños que juegan en las plazas, de las mujeres solas en las ventanas...

            Hay ciudades cuyas palabras, las palabras que modelan como con barro los espacios, desaparecen en el viento. Y en otras, son precisamente las palabras las que dan vida, las que hacen ser mientras estamos y permanecer cuando nos hemos ido».


(SANTIAGO BOLAÑOS, María Fernanda. Introducción. EN: ZAMBRANO, María. Cartas inéditas (a Gregorio del Campo). Ourense: Linteo, 2012, p. 28.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario