La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

5 jul. 2015

¿Qué es también una biblioteca?

«Podría decir lo mismo de Rimbaud o de Juan Rulfo. Una biblioteca es un cuarto de amigos que me rodean y me brindan su hospitalidad. Una casa sin biblioteca es una morada sin alma, sin espíritu, sin afectos. Los libros –quizá no todos– parecen observarnos o llamarnos desde las estanterías. Esperan. Cuando una mano se les acerca, se inclinan hacia ella. Estoy pensando en el Ulises de Joyce. Lo leí cuando estaba en el campo disciplinario. Él me abrió la vía a la escritura. Me autorizó a escribir. Quien te haga semejante ofrenda, ¿no merece tu amistad?
   Cada cual en su vida, ¿no ha tenido acaso algún día la revelación de esa ofrenda, señal de una urgencia o de una voluntad? Ofrecer una parte de su intimidad –recreada, reinventada por las palabras y las imágenes–, de la que unos desconocidos se apropiarán, rodeándola de pasión, amor y secreto. El que realiza ese gesto generoso se convierte en un amigo excepcional, lejano en el espacio o en el tiempo, pero a la vez tan próximo».


(BEN JELLOUN, Tahar. Elogio de la amistad. Barcelona: Muchník, 2001, p. 89.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario