La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

24 jun. 2015

Un momento para cada lectura


Llegan las vacaciones y la lista de cosas pendientes no para de crecer: maletas, ordenar fotos, poner al día tu hobby... No te preocupes, te contamos los momentos ideales para detener el tiempo y dedicarte unos minutos a ti y a la lectura.

A primera hora de la mañana, mientras el resto de la casa todavía duerme, puede ser un momento perfecto para prepararte un buen desayuno y rescatar de la mesita de noche esa novela de misterio que te dejó con la intriga en el último capítulo.

A media mañana, entre chapuzones y baños no puede faltar en tu bolsa una novela de evasión, para soñar con aventuras en islas perdidas aunque estés en la piscina hinchable del jardín.

Por la tarde, un poco de relax para hacer la digestión y disfrutar del último gran éxito literario que te regalaron en tu cumpleaños o en Navidades y que tanto te han recomendado tus amigos. ¡No esperes más para empezarlo!

Tras pasar la mañana en remojo, los hijos o sobrinos se han levantado de la siesta con ganas de marcha. No sufras, ten preparada una lectura divertida y pasa una tarde entretenida viviendo aventuras con Nana o viajando en un barco pirata con los monstruos más escalofriantes.

Si al final de la jornada te invitan a cenar, no dudes en presentarte con uno de tus libros bajo el brazo y harás las delicias del cumpleañero o la anfitriona. Y si estas vacaciones te vas lejos de viaje y no tienes tanto espacio en la maleta...prepara tu lector electrónico y ¡cárgalo con los mejores ebooks!


¡Feliz verano y felices lecturas!

Ahoj!

No hay comentarios:

Publicar un comentario