1 dic. 2014

El vino y la libertad

Bacchanale (1871)de Lawrence Alma-Tadema
«Los banquetes, y la bebida algo más licenciosa, y aún llegando tal vez a la raya de la embriaguez (no de modo que nos anegue, sino que nos divierta) nos aligerarán los cuidados sacando el ánimo de su encerramiento; porque como el vino cura algunas enfermedades, así cura también la tristeza.  A Baco, inventor del vino, le llamaron Liber, no por la libertad que da a la lengua, sino porque libra el ánimo de la servidumbre de los cuidados, fortaleciéndole y haciéndole más vigoroso y audaz para todos los intentos; pero como en la libertad es saludable la moderación, lo es también el vino».



(ZAMBRANO, María. Séneca. 3ª ed. Madrid: Siruela, 2008, p. 132-133.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario