La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

17 nov. 2014

El adivino

La Sibila Délfica (1509), de Miguel Ángel
            «Decía en la plaza un adivino la bienaventura, cuando le comunicaron que acababan de abrir las puertas de su casa y robado cuanto había en ella. Tan pronto como lo oyó, echó a correr hacia su morada, y al verlo uno le dijo:
            - Hombre, ¿ofreces adivinar la suerte de los demás y no has sabido adivinar la tuya?».


Son muchos los que no saben manejar sus propios negocios, y sin embargo se empeñan en dar consejos y querer dirigir a los demás.



(ESOPO. Fábulas. [San Salvador?: s.n., s.a., p. 74.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario